Se duplican obesos mórbidos candidatos a cirugía en nuestro país

Los alarmantes resultados que entregó la Encuesta Nacional de Salud  respecto a un incremento de patologías, como la obesidad (aumento en un 25%), plantean la necesidad de conocer y saber cómo enfrentar una enfermedad que está afectando a gran parte de la población.

Estamos compitiendo casi de igual a igual con países desarrollados como EE.UU. En nuestro país, los obesos mórbidos que tienen indicación inmediata de cirugía aumentaron de 130 mil (2003) a 300 mil en la última encuesta. En Chile los cirujanos bariátricos operamos sólo a un poco más del 1% de los candidatos; todavía el 98 o 99% no tiene cobertura”, afirma el Dr. Marcos Berry, Jefe de la Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica de Clínica Las Condes.

Imagen: Africa / FreeDigitalPhotos.netLas indicaciones habituales para cirugías bariátricas, son para pacientes con obesidad mórbida y con obesidad severa, 30 ó 40 kilos de sobrepeso  o  índice de masa corporal (IMC) mayor de 40 ó mayor de 35 con presencia de alguna enfermedad asociada. Sin embargo, estas recomendaciones dejan sin solución definitiva a pacientes obesos con un sobrepeso considerable pero menor (Obesidad grado 1).

Por lo tanto, el gran cambio, es que un panel  de expertos de  la FDA aprobó a que pacientes con IMC de 30 a 35 que antes no podían ser sometidos a cirugía fueran operados. Acá en Chile en Clínica Las Condes, se habían anticipado y se estaba realizando en algunos pacientes con obesidad moderada con muy buenos resultados, sobre todo en enfermos metabólicos (pacientes diabéticos, hipertensos, hígado graso, etc.) que no tenían  obesidad severa o mórbida  pero si mucha enfermedad metabólica

“Ya hemos operado en Chile a pacientes diabéticos jóvenes y profesionales de 40 años con un índice de masa corporal de 30-35, que todavía no es una obesidad severa, con muy buenos resultados. Nos anticipamos y prevenimos que lleguen a la obesidad mórbida  y las secuelas propias del avance de su Diabetes y  de esta de forma, prolongamos la vida del paciente”, cuenta el Dr. Berry.

La relación entre mortalidad e índice de masa corporal es bien conocida: a medida que aumenta el IMC, aumenta el número de patologías agregadas. Las comorbilidades que se asocian a la obesidad mórbida son: diabetes mellitus (DM), hipertensión arterial (HTA), dislipidemias, enfermedades cardíacas, respiratorias, artritis, depresión, incontinencia urinaria y deficiencias menstruales, infertilidad y otras  frecuentes como la depresión. Muchas veces estas enfermedades se revierten después de la cirugía.

Hay que resaltar que la Superintendencia de Salud es muy enfática en decir que el equipo de médicos especialistas expertos y tratantes son los únicos encargados de entregar la indicación para la cirugía.

Una nueva alternativa para pacientes obesos que se masifica cada día más para mejorar la calidad de vida del paciente. Si hace 10 años atrás se realizaban 400 operaciones, actualmente el número se ha incrementado a 4.000. Se espera que esta cifra aumente aún más, ya que hoy incluye a un grupo de pacientes que antes no podían ser operados.

Sobrepeso versus obesidad

En la categoría “obesidad”, las mujeres son las más afectadas: un 30.7% sufre de ella, mientras que en los hombres sólo llega al 19,2%. Según el desgloce, las más perjudicadas son las mujeres entre 45 y 64 años (36%) y las de nivel socioeconómico bajo (35,5%).

En tanto, en la categoría “sobrepeso”, los hombres llevan la delantera, con un 45,3%, mientras que las mujeres en este ámbito alcanzan el 33,6.

Para la obesidad mórbida los datos tampoco son alentadores. En 2003, existían 148 mil personas con esta enfermedad, mientras que esta cifra se duplica a 300.000.

5 Comments

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *