Cirugía metabólica en Chile ayuda en el tratamiento de enfermos de diabetes tipo 2

A dos años de su implementación, ya son veinte los pacientes que han tenido la oportunidad de vivir (a junio de 2010) los beneficios de la cirugía metabólica en Chile. Es por ello que el Jefe de la Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica de Clínica Las Condes, Dr. Marcos Berry, expuso la experiencia que ha adquido junto a su equipo médico, en el “Congreso Anual” de la American Society  for Metabolic and Bariatric Surgery (ASMBS) que se realizó del 21 al 27 de junio en la ciudad de Las Vegas, en Estados Unidos.

Imagen: Renjith Krishnan / FreeDigitalPhotos.netEl trabajo titulado “Bypass duodenoyenal laparoscópico: Tratamiento quirúrgico para la diabetes mellitus tipo 2 en pacientes no obesos”, relata los avances y la experiencia adquirida tras las intervenciones realizadas a veinte pacientes enfermos de diabetes tipo 2, sin problemas de peso.

La técnica consiste en la exclusión del duodeno realizada mediante un bypassduodeno-yeyunal laparoscópico, cirugía que se prolonga entre 1 a 2 horas. Lo novedoso es que se aplica a pacientes no obesos.  La intervención, en primer lugar, consiste en saltarse la primera porción del intestino delgado, permitiendo que el alimento llegue rápidamente al intestino más lejano (distal), produciendo la liberación de hormonas intestinales (incretinas) que ayudan a la regulación de la insulina y con ello, a la mejoría e incluso remisión completa de la diabetes.

El segundo paso, que se agregó recientemente, es una gastrectomía, es decir, se remueve parte del estómago lográndose con ello, dos objetivos fundamentales; terminar con la retención gástrica; y optimizar la mejoría de la diabetes.

De esta forma, los resultados demuestran que en un 85% de los casos se ha logrado una remisión o mejoría significativa de la diabetes. Sin embargo, a pesar de las cifras, este tratamiento no puede realizarse a cualquier paciente. El Dr. Berry explica que “se debe pasar por una estricta selección en Comité de cirugía metabólica, multidisciplinaria en donde participan diabetólogos, cirujanos, sicólogos, etc. y el paciente debe firmar un consentimiento informado en el cual entiende que es una experiencia clínica inicial sin seguimiento a largo plazo aún”.

Entre los requisitos para la cirugía se destaca el tener  diabetes tipo 2 con no más de diez años de evolución, que requiera de polimedicación o insulina para controlarla, tener entre 18 y 65 años, poder someterse a anestesia general, y otros. Dado este número de exigencias, es que sólo se han operado a poco más de 300 personas a nivel mundial.

Dado lo anterior, es que el especialista hace un llamado a ser cautos, y entender que aún se cuenta con resultados iniciales y que se requiere de un seguimiento de más de 10 años para considerarlos 100% veraces.

Es importante considerar también, que si bien en nuestro país la tasa de diabetes es de un 7%, se estima que esta cifra aumentará a un 15% en los próximos años.

Datos

  • El 7% de la población chilena tiene diabetes mellitus tipo 2 y de ellos, un 30-40%  son no obesos. Hasta ahora el tratamiento médico no ha cambiado el curso natural de la enfermedad, siendo la principal causa de ceguera, amputación y diálisis en habitantes del occidente.
  • Todo comenzó con Dr. Francesco Rubino del Hospital Presbiteriano de Nueva York/ Centro Médico Weill Cornell –  desde  el 2005 –  fue pionero en demostrar la efectividad de la exclusión duodenal para tratar la diabetes. Gracias a este procedimiento, en un grupo de pacientes, se abre una esperanza para tratar la diabetes, enfermedad crónica que hasta ahora aún se considera incurable y que en los últimos 100 años se ha tratado sólo con el manejo médico e insulina. En  los 300 pacientes mencionados, la remisión completa de la diabetes – es decir, sin uso de ningún medicamento, ni dieta ni insulina –  ha sido de un 80-85%, lo que abre las puertas a lo que sea una revolución. No sólo dejan los medicamentos, sino que también evitan la aparición a futuro de las complicaciones habituales de la diabetes.
2 Comments

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *