Doctor Juan José Gallardo: “La evaluación psicológica en las cirugías bariátricas es extremadamente importante”

El profesional, que opera en la Clínica Vespucio y en el Hospital Santiago Oriente Dr. Luis Tisné, nos permitió entrar al quirófano para ver la operación que cambiaría la vida de esos pacientes. Eso sí, el cambio requiere de un gran compromiso que debe ser apoyado por la debida contención emocional.

 

Doctor Juan José Gallardo Con más de 400 mangas gástricas y más de 350 by pass a su haber, el doctor Juan José Gallardo Rouliez no tiene sitio web propio: aparece, por supuesto, en la página de la Clínica Vespucio, donde es Coordinador de la Unidad de Cirugía Bariátrica.

Sus pacientes llegan recomendados por otros, “de boca en boca” y a juzgar por las alrededor de 53 cirugías mensuales (14 a 15 por semana) es un profesional muy confiable. Él nos invitó a presenciar cirugías de mangas gástricas y by pass, donde demostró la prolijidad que predica junto a su equipo.

No conforme con “corchetear” (poner grapas o staples de titanio) los estómagos de sus pacientes, también los sutura para mayor seguridad. Afirma que es más demoroso pero, definitivamente, es disminuir lo más posible los riesgos para sus pacientes.

Da su celular a todos quienes viven el proceso de la cirugía con él, puesto que confía en la “autorregulación” que ellos han demostrado con el uso de las llamadas.

Sus pacientes a las 4 horas de la intervención están caminando y los vimos radiantes, no usan morfina ni drenaje y a las 48 horas de operados se van, según él, “al mejor lugar en el que pueden pasar su postoperatorio: su casa”.

En esta entrevista le preguntamos sobre las cirugías digestivas y su visión sobre ciertos temas relativas a ellas.

 

¿Doctor, en qué casos se justifica hacer manga gástrica o by pass?

Principalmente el tener reflujo gastroesofágico, porque si el paciente lo tiene y se le hace una manga gástrica, el reflujo va a aumentar. Esto ya esta bastante estandarizado y nosotros así lo decidimos: si tiene reflujo es candidato a by pass.

¿Hay casos en los que no se puede operar por laparoscopía?

Si hay un doctor que prefiere operar por vía abierta porque tiene menos experiencia es muy entendible y respetable. Pero al día de hoy sabemos y tenemos muy claro que la vía laparoscópica es superior porque trae muchas menos complicaciones desde todo punto de vista. Nadie puede decir que operar por vía abierta es mucho más seguro.

En los últimos 5 años hemos tenido que operar sólo una vez por vía abierta, era un caso muy especial de un paciente que había tenido 4 cirugías previas por una peritonitis, porque había recibido un balazo.

¿En qué casos no se justifica operar a un paciente que lo solicita?

Nosotros operamos a pacientes obesos, no con sobrepeso. Pero también califica uno que tenga índice de masa corporal (IMC) igual o sobre 30 y un síndrome metabólico como diabetes. Pero si llega un paciente con IMC 26 ó 27 y me dice “me quiero operar” lo voy a mandar al nutriólogo.

Otro factor a tener en cuenta es que la evaluación psicológica en las cirugías bariátricas es extremadamente importante. Si tú te fijas en la definición de locura es “esperar algo distinto haciendo siempre lo mismo”. Si yo en los meses que tengo mi postoperatorio no cambio los hábitos, voy a volver a comer igual. Si yo no entiendo antes de eso que tengo que aprender a comer de nuevo y hacer una vida distinta, que mi ansiedad o mi necesidad de afecto no van a girar en torno a la comida, voy a fracasar. Además, si operamos a alguien desequilibrado podemos ponerlo en riesgo.

Equipo del Dr. Gallardo ¿Cuáles son las preguntas o temores más frecuentes de quienes llegan a la primera consulta?

A mí lo que me interesa es que el paciente se vaya más concientizado de lo que llegó, le hablo sobre los riesgos de la obesidad, porque un paciente que tiene un IMC de 35 está hipotecando alrededor de 15 a 20 años de vida producto de que hay varias enfermedades relacionadas con el exceso de peso. Por ejemplo, las mujeres tienen mayor riesgo de hacer algunos cánceres de endometrio, ovarios, de mamas que es 4 veces más frecuente en pacientes obesas. También el cáncer renal. Después les hablo de la hipertensión, de la disglucemia, de la insulinorresistencia y de la diabetes, es decir, los síndromes metabólicos también asociados a la obesidad. Otros riesgos son el hígado graso que se convierte en cirrosis, además de las apneas del sueño y otros males.

Todas esas cosas uno se las cuenta en la primera consulta para contextualizar, porque el paciente debe entender que si se va a operar no es por juego. También debo interiorizarlo de los riesgos, aunque sean muy mínimos, que implica una cirugía, los que se minimizan casi en absoluto con los exámenes preoperatorios.

¿Es necesario que los pacientes hagan dieta antes de la operación?

Es otra de las polémicas que existe en torno a las operaciones bariátricas. Existe la creencia de que el paciente mientras más baje de peso antes de la intervención tendrá un postoperatorio exitoso, pero no es así. Lo que más tiene que ver es el factor psicológico, que estén contenidos.

Eso sí, hay que tener cuidado con las “despedidas” porque tuve un paciente que tuvo tal comilona días antes de operarse que tenía un poco de dolor de guatita y no le dijo a nadie. Lo que tenía era una pancreatitis, lo que por supuesto complicó el panorama.

Link relacionado: Cirugías bariátricas en vivo y en directo
133 Comments

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *