Nuevo método para medir los riesgos en pacientes obesos

Imagen: photostock / FreeDigitalPhotos.netUn grupo de científicos de Canadá comprobaron la eficacia de un método que mide el riesgo de enfermedades, complicaciones o muerte en pacientes con obesidad. Este nuevo sistema, al ser implementado podría ayudar a minimizar  la espera en quienes necesiten tratar su enfermedad con urgencia. La medición utiliza datos sobre la salud, enfermedades del paciente y los clasifica según una escala de cinco puntos (0 al 4)

La investigación fue liderada por el doctor Raj Padwal, de la Universidad de Alberta (Canadá), y se estudiaron más de 8 mil pacientes, entre 1988 y 2004 en Estados Unidos y a cada uno de los casos se les asignó una puntuación con el nuevo método. Este fue llamado Sistema de Clasificación de Obesidad Edmonton (EOSS, por sus siglas en inglés).

A lo largo de la realización del estudio, los investigadores comprobaron que el EOSS es eficaz para predecir enfermedades graves o fallecimientos en personas obesas. Esto sin la necesidad de tomar en cuenta otros factores que se han utilizado hasta ahora, como el índice de masa corporal, síndrome metabólico (conjunto de enfermedades asociadas a la obesidad) o la cadera/cintura hipertrigliceridémica (otra forma de predecir los riesgos midiendo la cintura o cadera del paciente)

“Queríamos determinar si existe una manera mejor de clasificar el riesgo relacionado con la obesidad”, explica a Padwal a Elmundo.es “En Canadá, tenemos listas de espera muy largas para la cirugía y estamos pensando en usar el sistema EOSS para priorizar a los pacientes. Es decir, aquellos pacientes que tengan un gran riesgo de morir en un futuro -pero que presenten también un riesgo aceptable de someterse a la operación- deberían someterse a la cirugía bariátrica antes que los pacientes que no tienen problemas de salud debidos a su obesidad”.

Hasta ahora, el índice de masa corporal es lo más usado para determinar el grado de obesidad o sobrepeso en el que se encuentra el paciente. Sin embargo, para Padwal y su equipo, esta medición “No refleja si un paciente tiene problemas como hipertensión, colesterol y otros“.

El método EOSS toma en cuenta elementos tales como la glucosa, lípidos, psicopatologías, niveles de enzimas en el hígado, presencia de apnea del sueño o diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca, infartos y otros. De los pacientes que participaron en el estudio, ninguno fue clasificado en el nivel máximo (4) por la ausencia de datos más precisos. De entre los clasificados como tipo 0, 1, 2 y 3, se comprobó que los del grupo 3 tenían un riesgo considerablemente mayor de complicaciones que los del 1 o el 2.

Para ser clasificado como parte del grupo 3, es decir necesitar intervención inmediata si esta herramienta se validara, los pacientes han de haber sufrido daños graves en un órgano, enfermedades psiquiátricas y problemas en el corazón, como un infarto cardiaco, o un ictus.

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *