Excesos de comida en Navidad

En Navidad solemos llevar a cabo muchos abusos en lo que a alimentación se refiere. Es necesario que nos mentalicemos que no son obligados los excesos  en Navidad, ya que las fiestas se pueden celebrar igual si comemos más sano. Además, existe infinidad de comidas sabrosas y  sanas. Pero no solo eso, sino que con seguir una serie de pasos podemos lograr mucho en estas fechas:

En Navidad solemos realizar comidas muy copiosas que nos aportan infinidad de calorías y grasas que no necesitamos, por ello es importante que simplemente comamos para matar el hambre, y no por gula. Para conseguirlo evitaremos las comidas cargadas de platos interminables que nos harán comer en exceso.  Lo mismo ocurre con los horarios de las comidas, ya que el cuerpo no entiende de fiestas y sigue manteniendo los biorritmos habituales que debemos respetar y por los que el exceso de alimento por la tarde y la noche no es nada recomendable, ya que las digestiones son más lentas y los alimentos nos aportarán más grasas. Para evitar esto es recomendable comer pescado y verduras por la noche, alimentos más ligeros que nos caerán mejor.

Las salsas son otro de los alimentos propios de estas fechas que nos aportan grasas innecesarias que ponen en riesgo nuestra salud. Para que un alimento sea sabroso no es necesario acompañarlo de salsas. Podemos hacerlas en casa y con verduras, que nos ayudarán a eliminar calorías. Lo mismo sucede con la comida, es básico evitar los fritos y optar por la comida asada, cocida o al vapor. Pero los dulces son el gran peligro en estas fechas. Es importante que evitemos la tentación, y por ello a la hora de servirlos en la mesa pongamos poca cantidad y presentada en pequeñas porciones para comer un poco y evitar la gula. Un consejo es sustituir los pasteles y turrones por frutas y macedonias acompañadas de yogurt o zumo que nos ayudará a evitar calorías vacías e innecesarias.

El abuso del alcohol es otro problema que hay que añadir a la dieta de estas fiestas, por ello es aconsejable optar por variedades sin alcohol o bebidas como los zumos o las sodas que nos ayudarán a hacer correctamente la digestión. Todo esto, unido a la baja actividad física de estas fechas es lo que hace que aumentemos de peso, para evitarlo bastará simplemente con dar un paseo de media hora mínimo  después de comer y así ayudar a acelerar el proceso digestivo y acumular menos calorías. Es decir, se abren los regalos y salimos a saludar a los vecinos y dar una pequeña caminata.

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *