Beneficios de la gelatina en los niños

Según los datos que proporciona el Hospital San Juan de Dios y el Hospital de Navarra, España,  cada vez son más frecuentes en niños las lesiones características de los adultos, como son las lesiones articulares, de menisco, de ligamentos, etc. Este tipo de dolencias pueden ser subsanadas de un rico y sencillo modo, administrando a los niños gelatina.

Al parecer, el consumo regular de gelatina puede prevenir este tipo de lesiones en los niños: este es un alimento natural, presenta distintas propiedades muy beneficiosas para el organismo del niño debido a su composición, es ideal para el buen funcionamiento de músculos y articulaciones. Cargada de proteínas, especialmente colágeno, es un producto poco calórico, sin colesterol y libre de grasa.

Su fácil asimilación para el organismo es un precedente que también motiva incluirla en la dieta de los niños. La gelatina es un alimento de origen animal cuya composición es similar al colágeno que se encuentra en los cartílagos humanos, la unión de este alimento con otros que aporten minerales como el calcio y vitaminas C y D, permiten una mejor función de las articulaciones, además ayuda a prevenir la obesidad.

Proteger los huesos y las articulaciones de los niños es una tarea fundamental que conseguiremos gracias a la introducción de la gelatina en su dieta. En el mercado podemos encontrar una amplia gama de gelatinas con las que los niños disfrutarán.

Es una forma de hacer que se consuman líquidos de una manera divertida ya que la gelatina absorbe entre cinco y diez veces su propio peso y se hincha formando esta masa elástica y transparente; y es una forma de aumentar la energía de los niños sin lugar a rechazos. (Una porción de gelatina aporta entre 70 y 150 Kilocalorías, dependiendo de la marca y la concentración que se use de agua). Pues bien, en resumen, la gelatina es un alimento válido para completar la dieta de los niños, no se debe abusar (como todo) y es mucho mejor si se utiliza para fomentar el consumo de otros alimentos, como leche y frutas.

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *