Dieta se asocia a restricción, a pasarlo mal, mejor hablar de plan de alimentación

En el verano la gente se cuida más con dietas de urgencia para verse bien y mantener la silueta. Pero, ¿Qué riesgo corre al someterse a las llamadas “dietas milagrosas”? «Por lo general este tipo de dietas son muy restrictivas en muchos nutrientes, vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos; lo que puede ocasionar un desequilibrio nutricional y perjudicar la salud. Incluso provoca otros efectos, como una disminución del sistema inmune, caída del cabello y uñas quebradizas.

En el caso de las familias que salen de vacaciones, muchas veces se relajan con los horarios de comidas y con lo que comen», explica la nutricionista del Centro de Tratamiento de Obesidad UC., Ana palacio. Está claro que en este período se presentan otros eventos y reuniones con amigos. Pero la idea es siempre mantener una alimentación adecuada, procurar que no se realicen de forma muy frecuente y cuando nos salimos de la rutina, lo necesario es quemar el exceso de calorías con ejercicios.

La actividad física nos da la posibilidad de pecar un poco. Sin duda los especialistas recomendamos 3 cosas fundamentalmente: Seguir plan de alimentación hipocalórico adecuado; Ingerir abundantes líquidos y hacer ejercicios, indica la nutricionista. Por lo general, no es bueno hablar de dietas, la palabra dieta se relaciona a restricción, a pasarla mal. Se habla de planes de alimentación, variado, equilibrado, controlado en calorías que tiene la finalidad de modificar hábitos alimentarios.

Todo está en la cantidad que se coma. En la medida que no se modifiquen los hábitos siempre nos encontraremos en lo mismo cada primavera o verano, hacer todo el esfuerzo y matarse de hambre para obtener una silueta que agrade. La comida sana está relacionada a una alimentación equilibrada. » Mi recomendación es planificar lo que se va a comer, incorporar lácteos descremados y carnes magras (con menor tenor graso). Principales acompañamientos son los vegetales, que se pueden consumir en forma de ensaladas, tortillas y budines. Por último, ingerir abundantes líquidos; y postres ideales son las frutas, flanes dietéticos y helados diet», finalizó Ana palacio.

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *