Hipnoterapia para bajar de peso

Doctor Osvaldo Gonzalez Bizama, hipnoterapeuta

Fue muy fácil acceder a él, nos bastó un simple correo para contractarnos con su secretaria, que jamás estará de más, agradecerle toda su simpatía y cordialidad para con Clínico.cl y su labor. Sin duda, por teléfono ya se intuía la agradable personalidad de la mano derecha del Doctor Osvaldo Gonzalez Bizama, médico cirujano e hipnoterapeuta de la Universidad de Chile y con Post grados en España y Estados Unidos.

Con todas las preguntas en la mente acordamos la entrevista que tuvo lugar en su oficina ubicada en el edificio Médico Alcántara. El tema nos intigaba sobremanera, por lo que empezamos en seguida, nos dedicó una hora de su valioso tiempo en este mes de enero ya que sus pacientes lo visitan como a un mago que hace milagros en su cuerpo. Apenas entramos en su consulta respiramos la armonía y observamos el  ambiente  acogedor del lugar. Sin dejar de mencionar la espontaneidad y muy buen humor de la Sra. Lizz, secretaria del doctor, quien lo acompaña hace 17 años recibiendo a sus pacientes.

Mientras entrabamos a su consulta, no pudimos dejar de mirar la amplitud de su oficina y los diversos objetos que decoraban su escritorio, de una diversidad admirable, pero todo y cada cosa, estaba puesta allí con el objetivo de educar con los ejemplos más lúdicos que se pueden ocurrir, uysó todo su arsenal de objetos para explicarnos como es la hipnosis terapéutica y su  uso en los pacientes obesos.

¿En qué consiste la Hipnosis para bajar de peso?

El tratamiento consiste en que los alimentos pasan a ser amigos y no enemigos. El tema es el autocontrol de la mente, se puede lograr que un ser humano que se odia puede llegar a amarse. Permite que quien odiaba los espejos, por estar obeso, empiece a mirarse , sentir que se quiere y le agrade su nueva forma, ya que obtendrá hábitos de comida saludable. Aprenderá a hacer mejores elecciones en cuanto a la comida, reprimiendo los deseos de comer en exceso con una actitud diferente y positicava ante la vida.

La hipnosis es un estado natural del hombre, en el cual entramos y salimos varias veces durante el día, generalmente sin darnos cuenta. La hipnosis (en términos muy generales) es ese estado intermedio, es el umbral entre el estado de conciencia lúcido y el del sueño nocturno. En este estado, la mente está altamente receptiva a las sugestiones que van directamente al subconsciente y es por eso que se utiliza para trabajos terapéuticos y de potenciamiento personal.  A partir de la primera sesión, usted se sentirá notablemente mejor.

¿Dónde conoció y estudió esta técnica, ya que usted es Doctor Cirujano?

En Japón, aprendí a dominar el arte de hacer adelgazar, utilizando tanto la pedagogía, como una combinación de algas y arbustos que llevan más de 3500 años usándose para quemar grasa y evitar la flaccidez post adelgazamiento. En 1990 realicé un curso de post-grado en Japón, donde aprendí los secretos y beneficios del tratamiento de la obesidad mediante el uso de sustancias naturales.  Para mayor efectividad en los resultados, me especialicé en hipnosis médica, primero en Chile en el Centro Atlantian Vortex, para luego aumentar mis destrezas y conocimientos en post – grados, primero en España y luego en Estados Unidos (Hipnodyne Fundation).

Como mi interés en adentrarme en los padecimientos del alma humana fue aumentando, participé en numerosos cursos y seminarios de crecimiento personal, tales como RedCom, el Control Mental Silva, niveles 1; 2 y 3;  y  numerosos seminarios sobre Programación Neurolingüistica y cursos de Reikí, conocimientos que he anexado a mis tratamientos para adelgazar y que pongo a disposición de todos mis pacientes, enfocando sus problemas de una forma más integral y humana. La pedagogía se basa en la entrega de dos conocimientos básicos, que no se saben en Chile, que son entregados en la primera sesión, en estado de conciencia normal, para luego ser reforzados en los controles siguientes en estado de hipnosis leve a mediana, en que mi voz, tal como un bisturí de rayo láser grabará sobre el disco duro de vuestro subconsciente, nuevos hábitos de comportamiento frente a los alimentos, lo que finalmente terminará por cambiarle la vida para siempre.

“La vida de hoy  nos lleva a hacer todo más rápido, comemos rapidísimo, cocinamos con en 5 minutos, escogemos alimentos congelados, precocinados… Pero la velocidad  y la vida saludable son antagonistas, especialmente en todo aquello que se refiere a la alimentación, siendo en muchas ocasiones responsables de alteraciones digestivas”, así lo señala el Doctor en Medicina interna Osvaldo González Bizana en una entrevista en su consulta con clinico.cl.

Las emociones y el sistema digestivo: Sobre el proceso de digestión va a influir de un modo muy notorio el estado emocional y psíquico de la persona. Cualquier desajuste puede ser responsable de algún trastorno digestivo, que se puede manifestar de muy diversas formas, como náuseas, vómitos, disfagia, digestion lenta, hinchazón gástrica o abdominal, ardores gástricos, acidez, reflujo gastro-esofágico, diarrea, estreñimiento, meteorismo, dolor abdominal, hemorroides, etc.

 Cuidar las emociones puede mejorar la digestión. Un estado anímico tenso y estresado puede afectar a los órganos digestivos, provocando gases, hinchazón y dolor gástrico y abdominal.  Un estado anímico irritado o agitado puede afectar el estómago o a los intestinos, pudiendo manifestarse como gastritis, ardor de estómago, vómitos, estreñimiento, úlceras, hemorragias digestivas…

 Y un estado de excesiva preocupación, reflexión o de pensamientos obsesivos puede provocar digestiones difíciles, sensación de pesadez, hinchazón abdominal, deposiciones diarréicas, náuseas, etc.

Los 7 pecados capitales Simplemente evitando estos pecadillos le puedes restar entre 200 y 400 calorías diarias a tu dieta. Además, conseguirás aumentar la velocidad basal de tu metabolismo, lo que significa que quemarás más calorías durante el día y hasta durmiendo:

 No desayunar. Mal comienzo. Si no tomas nada por la mañana tu metabolismo ralentiza su velocidad, corres el riesgo de tener un ataque de hambre, tu estómago se resiente y se produce mal aliento, te sientes cansada y con menos energía, y tu cuerpo no recibe los nutrientes que necesita.

 Pasar muchas horas sin comer. Por pasar mucho tiempo sin comer no necesariamente vas a adelgazar. Es más, tu cuerpo, puede negarse a soltar ni un gramo de lo que recibe. Te sentirás siempre cansada, tu humor empeorará y corres el riesgo de sufrir alguna carencia que se refleje en tu pelo, tus uñas, tu piel o tu salud. Comer algo ligero cada vez que tengas hambre le dará vida a tu metabolismo.

 Alimentarse con productos ligth. Éste es uno de los mayores engaños, que incluso puede inducirte a tener problemas de salud. Normalmente, estos productos aportan igual e incluso más calorías que los normales. Además, llenan menos, con lo que sueles acabar comiendo más. Tampoco sirven para cubrir todas tus necesidades nutricionales.

 No comer frutas y verduras. No pases de ellas. Tu organismo necesita las vitaminas, minerales y fibras que contienen. Además, son los alimentos más bajos en calorías. Y no puedes sustituirlos por zumos envasados o yogures con fruta. Cada día debes tomar al menos de 2 a 3 piezas de fruta y otras dos raciones de verduras .

 Beber poca agua. El agua conserva la elasticidad de los tejidos, hidrata el organismo y favorece las funciones metabólicas. Aporta minerales básicos: sodio y potasio para regular los procesos fisiológicos; magnesio para combatir el estrés; calcio y flúor, necesarios para huesos y dientes.

 Eliminar los hidratos de carbono. No te engañes, la pasta, el arroz o las legumbres no tienen la culpa de que hayas engordado. Preparados de forma ligera son unos alimentos excelentes para el control del peso y para conseguir un buen funcionamiento intestinal. Si estás estreñida seguramente es porque has dejado de comer legumbres. Los hidratos de digestión lenta son saciantes y tienen pocas calorías.

 Abusar del azúcar y las grasas. Se esconden en más alimentos de los que imaginas: zumos y bebidas envasadas, yogures de sabores imposibles, panecillos especiales, pizzas congeladas, ketchup y dulces.

2 Comments

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *