Marisol Reyes, una tragedia en Antofagasta tras su cirugía de manga gástrica

Un verdadero drama está viviendo la familia de Marisol Reyes (39), luego que ésta decidiera someterse a una operación para bajar de peso.  Todo comenzó el pasado 3 de agosto de 2012,  cuando la mujer ingresó a pabellón para que el doctor Carlos Olivares, le realizara una manga gástrica.

Al paso de dos días la paciente es dada de alta y, una vez en su casa, comenzó con algunos malestares, principalmente hinchazón abdominal. Ante la situación, llamó por teléfono al facultativo, quien la citó una semana más tarde. Al examinarla, determina que debe ser nuevamente intervenida, cambiando esta vez de centro asistencial. Una filtración de la manga gástrica generó una infección, según se explicó a la familia, por lo que realizó un bypass  gástrico. Al día siguiente, Marisol no presentó mejoría, y el médico decide nuevamente operarla.

Su estado se agravaba con el pasar de las horas, lo que hizo que sus padres decidieran cambiarla de centro asistencial, por recomendación de otros médicos. Al llegar a la Clínica Antofagasta, el equipo de profesionales que la atiende practicó una cirugía de “salvataje”, como le indicaron a su familia.  Así lo recuerda el padre de  Marisol, Juan Reyes. “El domingo 12 la trajimos a la UCI de la Clínica Antofagasta, donde permanece aún. Seis meses ha estado acá, en coma inducido, ha entrado a pabellón más de 40 veces, ha sobrevivido a dos paros respiratorios, ha sido una lucha”, confesó.

Juan Reyes y su hijo Juan Patricio, salen de la clínica donde, como todos los días, visitaron  a Marisol, quien permanece conectada a un ventilador mecánico, sin mostrar mejorías. Cuentan que hace dos semanas estuvo consciente, pero la depresión en la que cayó la hacía pensar sólo en morir. “Ella quería morirse, sacarse todo, no aceptaba que le pusieran nada, y es lógico que tiene que pensar así, con todo lo que ha pasado. Yo le digo que tiene que luchar por su hija, a la que debe criar”, relata este padre y abuelo, que todos los días puntualmente llega a las 12 y media a ver cómo está su hija.

Actualmente, la familia de Marisol Reyes adeuda más de 400 millones de pesos en la Clínica Antofagasta, sin contar los gastos médicos de estos 6 meses en la Unidad de Cuidados Intensivos. En los dos recintos donde fue operada por el médico que inició el proceso (Hospital Militar y Clínica La Portada), también registran deuda, lo que está siendo investigado por la Superintendencia de Salud. Además, hay que considerar que la manga gástrica que dio inicio al calvario de esta familia tuvo un costo superior a los 5 millones de pesos,  de los cuales, el 50% fue cancelado por anticipado por la propia Marisol.

Ahora que su condición es crítica, la familia busca su traslado a Santiago, donde deberá ser sometida a una reconstrucción en su cavidad abdominal, cirugía que sólo tres médicos realizan en Chile, según cuenta su padre. Esta tiene un costo entre 250 y 300 millones de pesos.

10 Comments

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *