Preparación para empezar un régimen alimenticio

Se debe preparar no sólo tu mente, sino también tu entorno. Si vives sola no compres nada que tenga altos contenidos en grasas, azúcares o sales (las grasas se acumulan en tu organismo, los azúcares que no queme tu cuerpo los convierte en grasas, y la sal en exceso provoca retención de líquidos. «Tener todo esto fuera de tu vista evitará que tengas que librar auténticas batallas para no comerlo. Si vives con más personas háblales de la decisión que has tomado (con el ejercicio anterior tendrás auténtica decisión)», explica un artículo sobre Autoayuda  Eficaz para Adelgazar, y que señala que la Dieta Mental es la mejor forma para seguir un plan de  alimentación.

Se debe explicar a su entorno más cercano  contando las razones que le han llevado a tomas la decisión de bajar de peso, y pide que no te inviten a comer alimentos que vas a eliminar de tu dieta. Por ejemplo, que no te digan que van a preparar chorrillanas para este sábado y se van a juntar en la noche, que te inviten a un asado justo el día que vas a empezar con un régimen alimenticio o la invitación a despedir este verano y que por faceboock señalen que el lugar de encuentro será un pub de tu comuna, donde el plato más exquisito alcanza a las mismas calorías de lo que uno consume para el 18 de septiembre y para una sóla noche.  Así, de esa forma, no existe apoyo del entorno más cercano, se debe explicar y pedir apoyo hasta en las redes sociales para que anulen invitaciones o cambien el menú en honor a la amistad.

«En cuanto a la preparación mental, es bueno que sepas que las luchas internas no sirven para nada. No debes de ver el deseo de comer alimentos poco saludables como tu enemigo. Piensa que todos tenemos dentro de nosotros un lado infantil, esa parte que te hace sentir tan bien cuando ríes, cuando juegas con tus amigos, en general, cuando das rienda suelta al deseo de disfrutar. ¿Qué tiene esto que ver con el sobrepeso? Como hemos mencionado antes, la comida puede llegar a ser una adicción, y como tal, mientras la satisfacemos, nos sentimos de maravilla, porque calmamos a nuestro lado infantil, el que nos provoca ese deseo incontenible, la impaciencia, el que pide aunque lo que pida no sea lo más adecuado, el que nos dice déjate llevar y come, señala la Dieta Mental para Adelgazar, Autoayuda Eficaz de Julio Gonzalez Rueda.

 “Sé que tengo el deseo de comer, sé que la comida me calmaría, pero momentáneamente. Hay otras alternativas para calmar mi estado, puedo ir a correr, a caminar, llamar por teléfono a alguien.  Si decido bien me sentiré mejor conmigo misma y me distraeré.” ¿Ves la diferencia? No has dicho: No, no, no, no voy a comer, estoy con sobrepeso, me veo horrible, me cuesta mucho resistirme, tengo la sensación de que nunca adelgazaré, solo comeré un poquito para calmarme, pero solo un poco. Bueno ya que he probado no pasa nada si como un poco más…” explica  Gonzalez Rueda.

De esta forma solo le das una opción a tu lado infantil: No comer. Y como es lógico a ningún niño le gusta que le prohíban.  Compréndete cuando sientas ganas de comer compulsivamente, ofrécete alternativas, diciéndote sobre todo, que te sentirás muy feliz si eliges bien.

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *