Cómo eliminar los kilos ganados en Fiestas Patrias

Si bien dicen que “lo comido y lo bailado no lo quita nadie”, todos sabemos que las celebraciones de Fiestas Patrias dejan su huella en el cuerpo.

Cinco días de empanadas, choripanes, asados, chicha y mote con huesillo a más de alguno lo hicieron subir entre 3 y 5 kilos ¿Cómo deshacerse de esa herencia dieciochera y prepararse para el verano?

Los especialistas coinciden en que la clave está en combinar una dieta equilibrada con actividad física regular, pero también concuerdan en que no hay una fórmula mágica que haga bajar en uno o dos meses lo que se ha subido en el año. Todo depende de la persona, de sus hábitos y metabolismo, por lo que lo esencial es asesorarse con un profesional.

Ejercicios

Diego Pérez, Gerente Técnico de la cadena de gimnasios O2 Fit, aconseja no precipitarse y partir a “matarse” en el gimnasio haciendo ejercicio, si no ha habido actividad física constante durante el año: “El riesgo de lesiones es muy alto. Lo recomendable es partir de manera prudente, sin excederse en la carga ni el tiempo y, a medida que el cuerpo se vaya adaptando a una rutina deportiva, ir aumentando la exigencia paulatinamente”, y agrega que “la frecuencia también es clave. Mientras más veces a la semana mejor, porque el cuerpo se acostumbra a gastar energía siempre y en el tiempo eso acelera el metabolismo”.

Pérez también es enfático en la necesidad de recibir una asesoría profesional, especialmente si la persona no ha realizado ninguna actividad física regular en el último tiempo. “Para que el ejercicio esté bien prescrito, sea seguro y eficiente, es fundamental que sea un profesional del deporte quien recomiende un programa de entrenamiento adecuado a las características y objetivos de cada persona. 30 minutos de ejercicio mal hecho pueden tener poco impacto, pero si se realizan de forma correcta e intensa, pueden tener excelentes resultados”.

Lo más recomendable luego de estas fechas es aprovechar la “culpa” y proponerse hacer ejercicio, ojalá bien asesorado y teniendo claro que la constancia en el tiempo es la clave. Si me obligo al principio y logro sostener la actividad las primeras semanas, veré cómo en el tiempo se irá haciendo menos difícil, cómo mi cuerpo se va adaptando y finalmente lo bien que uno se va sintiendo día a día.

Alimentación

Desde el punto de vista de la alimentación, la nutricionista de KPT de la cadena de gimnasios O2 Fit, María Isidora Selman, indica que la clave está en ordenarse en las comidas y cuidar las cantidades, además de no caer en la tentación de hacer dietas cortas o de ayuno. “Después de un aumento de peso abrupto hay que hacer una dieta balanceada. Más que dejar de comer, hay que tener cuidado en cuánto, cuándo y cómo comer. Se puede probar de todo siempre que sea en cantidades razonables y cuidando no dejar pasar más de 3 horas entre una comida y otra. Esto es fundamental, ya que si tenemos largo períodos de ayuna, el cuerpo almacena en grasa todo lo que comemos”, comentó la especialista.

Combinando una alimentación ordenada con actividad física, en alrededor de 8 semanas ya se debieran bajar los kilos ganados durante Fiestas Patrias. Pero si una persona subió más de 3 kilos y quiere bajarlos en poco tiempo, hay que hacer una dieta más restrictiva. “Lo ideal es engañar al cuerpo, es decir, comer todo el día pero con una ingesta baja en calorías. Eso, sumado a una rutina de ejercicios de gasto calórico elevado, en dos a tres meses se puede lograr el peso deseado”, señaló la nutricionista, quien hace hincapié en la necesidad de que la dieta esté supervisada por un profesional, ya que los componentes y las cantidades de ésta dependerán de las características de cada persona.

Ambos especialistas coinciden en que es muy importante tener paciencia y entender que los cambios visibles demoran un poco más, pero que si se logra constancia en el período crítico, que son las primeras semanas, el cuerpo se irá adaptando a un consumo mayor de energía y a la larga eso llevará a perder peso más rápido y a sentirse mejor.

Evelyn Muñoz, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello, da algunas recomendaciones para desintoxicar el organismo luego de las celebraciones del 18 de septiembre. La clave es comer cuatro comidas principales al día y beber al  menos dos litros de agua, según lo explica en Chile.com.

  • No hay que saltarse el desayuno y ojalá siempre tomarlo antes de salir de casa, idealmente se aconseja consumir avena, leche descremada y una  fruta, excluyendo  la mantequilla o margarina; es aconsejable consumir pan integral que se pueda alternar con la avena.
  • Y a  eso de media mañana, 10 a 11 horas una colación sugiriendo alguna  fruta con  cáscara para mejorar la digestión ya que  contiene vitaminas y aumenta la sensación de saciedad.
  • Alrededor de las 13 horas se recomienda comer una ensalada abundante de  hojas verdes principalmente antes del plato de  fondo. Y el plato de  fondo puede ser una carne baja en grasa y media taza de arroz.
  • Para la  hora de once, también sugiere recurrir a la avena con pan integral con tomate y lechuga.
  • A la hora de la cena: choclos, arvejas u otras verduras a elección y atún con una fruta de postre.

Además sugiere  masticar muchas veces  la  comida que se consume, lo que ayuda a  una buena digestión y a  aumentar los niveles de saciedad. También,  no comer frente al televisor, computador  o acostados en la cama y evitar extender por  más de tres  días las dietas de shock, para así evitar el efecto rebote. Y por  último, es recomendable siempre  acompañar las  dietas con ejercicios ya que liberarán endorfinas y mejorará el estado de ánimo.

Algunos tips generales

  • Combinar dieta balanceada y actividad física
  • Adoptar el hábito es fundamental
  • La constancia en las primeras semanas es la clave
  • No hacer dietas cortas ni de ayuno
  • Ordenar la alimentación y no dejar pasar más de 3 horas entre una comida y otra
  • Priorizar la frecuencia semanal por sobre el volumen diario en la actividad física
  • Aumentar paulatinamente la exigencia en el deporte
  • Tener paciencia, los resultados visibles tardan en promedio 8 semanas
  • Asesorarse siempre por un especialista
  • Ser constante

 

 

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *