Después de ser tratada de “gorda” por su novio, joven británica baja 82 kilos

Paige-Way

Cortesía The Mirror www.mirror.co.uk

Un doloroso momento puede ser el punto de quiebre para decidir un cambio de vida. Esto fue lo que le sucedió a Paige Way, una jóven de 22 años que tras ser tratada de gorda por su novio, decidió que era el momento de bajar de peso.

Paige  llegó a pesar 145 kilos, y fue tratada de gorda por su novio mientras intimaban, quién le dijo que ya no podía continuar, pues su obesidad era un impedimento.

“Yo era ‘la gorda’ de mi grupo de amigas. Los hombres decían cosas horribles, como ‘Dios, miren su tamaño’. No tenía confianza, pero trataba de hacerme creer a mí misma que era feliz siendo gorda. (…) Cuando mi novio hizo ese comentario, supe que no podía engañarme más”, contó Paige a The Mirror con 82 kilos menos.

Pasó meses de sufrimiento, decidió terminar su relación y cambiar su vida por completo. En un principio se sometío a una dieta de jugos y bajó 50 kilos, pero una dieta tan estricta como la que realizó tuvo consecuencias. “Era horrible. Estaba feliz de haber perdido peso, pero me sentía terrible. Mis períodos se detuvieron y era un desastre emocional. Después de tres meses, no pude tolerarlo más y decidí perder peso de una forma más saludable”.

Fue por esto que comenzó una dieta más sana, incluyendo una alimentación balanceada; frutas, verduras y proteínas pasaron a ser parte de su menú. Además, realizó caminatas diarias de 8 kilometros. Después de 8 meses de trabajo logró su objetivo y ahora pesa 60 kilos.

Nunca me he sentido mejor conmigo misma. (…) Creo que todo aquel que no se sienta conforme con su cuerpo debería dar el salto y hacer algo sobre ello. Si yo puedo hacerlo, cualquiera puede“, aseguró.

El gran cambio de Paige, también tuvo algunas consecuencias negativas, confesó que esta transformación le hizo perder algunas amigas, quienes se alejaron celosas de la atención que recibe. “Es una lástima que no puedan estar felices por mí, pero al menos ahora sé quiénes son mis verdaderas amigas”.

A pesar del dolor que significó para ella los dichos de su ex novio, dijo estar agradecida de la “sinceridad” de este, puesto que sin eso no habría conseguido la motivación para dar este paso hacia la recuperación de su salud. “Siempre que pienso en esa noche me avergüenzo. Pero me hizo hacer un cambio. Ahora estoy más feliz que nunca”.

One Comment

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *