Las chicas buenas terminan gordas

Por María Pastora Sandoval, editora Bariátrico.cl. 

El título de este artículo no lo inventé yo: es el de uno de esos libros que te cambian la vida. En un viaje a Buenos Aires durante el año pasado, pasé a la librería El Ateneo, parada obligada de todas mis visitas a la capital argentina.

“Slice Of Cake And Chubby Woman” cortesía de marin / Freedigitalphotos.net

Cuando vi el título del libro, cuya autora es la psicóloga norteamericana Karen R. Koenig, por supuesto que no dudé en llevármelo. Me lo devoré en muy poco tiempo.

Siempre me ha interesado el origen de la obesidad. Es cierto que mucho tiene que ver con los hábitos, pero la mayoría de las veces creería que el origen del problema con el peso tiene que ver con lo psicológico.

El libro comienza con un test en el que uno puede descubrir si uno es “demasiado buena” y, la verdad, saqué un puntaje alto.

Las chicas buenas terminan gordas, editorial OcéanoEs impactante descubrir el patrón que hay detrás de las mujeres obesas (porque la autora solo ha descubierto el perfil de las féminas, a las que trata en su consulta).

Hay que dejar en claro que no es necesario dejar de ser “buena”. Hacer el bien nunca ha sido malo… pero hay que dejar de ser “buenuda”. Me encanta ese término que acuñan los argentinos que mezcla buena+boluda (perdón el francés jeje).

Otra cosa que también me llamó la atención es que el perfil de las personas obesas tiene como característica el perfeccionismo. Me he descubierto muchas veces obsesionada con los detalles de algo que estoy haciendo… por supuesto, este artículo no queda fuera de eso (es tercera vez que lo corrijo jeje).

Es impresionante descubrirse en los capítulos del libro. También he ido cotejando cosas que observo y, realmente, creo que hay mucho de cierto en lo que propone el texto.

Al comenzar a leer el libro pensé que yo ya no era obesa y que, seguramente, ya el perfil no coincidía conmigo. Pero me sorprendí de saber que el control excesivo de las calorías también es del mismo perfil, así es que comencé a practicar lo que propone la publicación y realmente ha sido muy enriquecedor. Finalmente, vuelvo a descubrir que la obesidad es una enfermedad crónica, por lo que siempre debemos estar pendientes de evitar el retorno de la manifestación que todos lamentamos.

Otra cosa que el libro deja entrever es que sería bueno formar un grupo que podría ser similar a “gordas anónimas”, puesto que es muy bueno compartir lo que nos pasa. Pues bien, me decidí a convocar a uno, ¿no les parece que sería una catársis? Abajo puse un formulario de inscripción, por si les interesa. Yo feliz de organizar todo. Por el momento sería en Santiago, pero si vemos los gastos, puedo ir a regiones. Me encantaría.

Y como mi perfil de “buena” es imbatible jajaja… creí que compartir este preciado material sería muy bueno. Entonces, en Bariátrico.cl vamos a regalar 2 ejemplares de este libro entre quienes se inscriban en el formulario que está a continuación.

2 Comments

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *