Llega a Chile tendencia norteamericana para bajar de peso a la medida y para siempre

Estudiando nuestro material genético podemos conocer aspectos únicos y desconocidos del cuerpo; hasta ahora. Las reacciones a ciertos alimentos, la metabolización de macronutrientes, cómo respondemos al ejercicio, el funcionamiento general nuestro metabolismo y qué tipo de riesgos de salud hemos heredado, son parte de los datos fundamentales para reorientar nuestros hábitos y alcanzar equilibrio y bienestar.

Fotografía por Mister GCTuOrigen creó un tratamiento único en nuestro país basado en estudios científicos de nutrigenética del más alto nivel, a cargo de un equipo médico multidisciplinario, que asegura una alta tasa de éxito y seguridad. Se trata de TuFit, un programa que ayuda modificar conductas alimenticias asociadas con el sobrepeso con mayor certeza gracias a la información genética que proporciona nuestro propio cuerpo.

Sebastián Salinas, bioquímico de la Universidad de Chile, lidera esta línea de tratamiento de TuOrigen. El procedimiento consiste en la toma de una muestra de saliva que es enviada a un centro en California, Estados Unidos, donde se estudia el ADN y es posible crear una dieta personalizada. “Con TuFit es posible saber cómo una persona se enfrenta emocionalmente a los alimentos, qué grupos de alientos metaboliza mejor y los ejercicios que le favorecen, podemos diseñar un plan de alimentación personalizado que – según han demostrado diversos estudios clínicos – tiene el doble de impacto en la baja de peso y su mantención en el tiempo”, explica Salinas.

Aspectos como niveles hormonales y la respuesta a la saciedad no se pueden conocer de otra forma que no sea a través del ADN. Las dietas son ajustadas al perfil genético, pero adicionalmente al estilo de vida de cada paciente. El objetivo de TuFit es que el tratamiento se adapte al paciente y no que éste se tenga que adaptar al tratamiento.

Muchos pueden confundir esta dieta con la del genotipo, pero como nos explica el bioquímico a cargo son totalmente distintas. “La dieta del genotipo no es genética ni médica, no realiza ningún tipo de análisis genético, sólo relaciona el grupo sanguíneo con alimentos permitidos o prohibidos. Nuestro tratamiento, en cambio, junto con estar basado en la estudios científicos de nutrigenética, es realizado por un equipo médico multidisciplinario, lo que asegura una alta tasa de éxito y seguridad”, asegura Sebastián Salinas.

Los tratamientos, al ser personalizados, varían en su duración dependiendo del tiempo necesario para bajar la cantidad de grasa que el paciente requiere para lograr un peso y salud adecuados, pero en promedio van desde los tres hasta los 15 meses de tratamiento.

TuFit es un tratamiento médico, por lo tanto, a diferencia de las dietas recomendadas por nutricionistas, es reembolsado por ISAPRE y Seguros complementarios. Al mismo tiempo, al no tener contraindicaciones, “hasta la fecha hemos atendido más de 4.000 personas con alto nivel de éxito. Dado que el examen sirve para conocer el metabolismo y el ADN no cambia, este plan sirve para toda la vida y permite realizar un cambio de una vez y para siempre”, finaliza Salinas.

One Comment

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *