Legumbres y guisos de verduras: Los grandes aliados para el invierno

  • Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos recomienda el consumo de legumbres y guisos de verduras para este invierno, ya que aportan importantes nutrientes minerales y son una fuente importante de energía para el organismo.

Las legumbres son un alimento clave en la dieta de las personas, especialmente por su gran valor nutritivo y contenido de fibras solubles que ayudan a mantener el peso y los niveles normales de colesterol y azúcar en la sangre. Por su parte, los guisos de verdura aportan con vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, lo que facilita la digestión y previene ciertas enfermedades como el asma y la osteoartitris.

“Las verduras se ubican en el segundo lugar de la pirámide alimenticia, junto a las legumbres y a las frutas, siendo la base de una dieta saludable”, comenta Paulina Hernández, nutricionista y Jefa del Programa “Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos. Asimismo, la profesional destaca que, “las legumbres como porotos, lentejas, garbanzos cocinadas con verduras, son una fuente rica de nutrientes y vitaminas, que ayudan a cuidarse en el invierno.  Con las bajas temperaturas, es recomendable aumentar la frecuencia, pero no la cantidad en el consumo de estos dos grandes aliados para el organismo”.

Alimento completo

Es importante destacar que las legumbres son muy completas nutricionalmente. En las preparaciones habituales en las que se adicionan cereales como arroz, fideos o mote se logra una proteína tan buena como la de la carne, y por ser un alimento que tiene un bajo contenido graso, se recomienda no adicionar carnes ni embutidos. Un plato de guiso de legumbres (1 ½ taza) es como comer un plato de carne con arroz, pero con muchas más vitaminas, minerales y fibra.

En términos generales, las legumbres son un alimento importante dentro de nuestra dieta al ser una fuente rica de nutrientes y por ofrecer una amplia variedad de preparaciones con verduras o carnes. “Además, poseen un gran aporte de potasio, lo que ayuda a controlar la presión sanguínea y disminuyen el riesgo de padecer cálculos biliares. Pueden consumirse en guisos calientes o ensaladas, por ejemplo, para épocas de calor o como acompañamiento”, subraya la especialista.

Beneficios para la salud:

  • Las legumbres aumentan considerablemente los niveles de hierro en el organismo y junto con la vitamina C, se convierten en una excelente alternativa natural en casos de anemia ferropénica por falta de este mineral en el cuerpo.
  • Su aporte en proteínas y fibras ayudan a controlar la presión sanguínea.
  • Las verduras de clima frío son ricas en agua, fibra, vitaminas y minerales. En cambio, son pobres en grasas y proteínas y tienen un bajo contenido en hidratos de carbono, excepto algunas hortalizas como las papas. Al ser ricas en vitaminas, muchas previenen los resfríos, como la cebolla que tiene propiedades mucolíticas y antisépticas.
  • Las legumbres son muy aconsejables para los diabéticos, porque tiene un bajo índice glicémico, por lo que al ingerirlas no aumenta en gran cantidad el nivel de glucosa en la sangre. También reducen las necesidades de insulina.

Además, ambos alimentos aumentan la sensación de saciedad, lo que ayudan a no comer en exceso; y así controlar el peso para no subirlo durante estos fríos meses. “Por lo tanto, un buen guiso de verduras y o de legumbres es una estupenda opción para saciarse y evitar el frío de forma saludable sin tener que contar calorías”, Paulina Hernández.

Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *