Para saber si un paciente es candidato a una cirugía bariátrica (para bajar de peso) en primera instancia se considera el Índice de Masa Corporal (IMC). En Chile, quienes quieran someterse a una de estas operaciones debe tener un IMC mayor a 40 o de 35 con una comorbilidad (enfermedad asociada a la obesidad como resistencia a la insulina, intolerancia a la glucosa, diabetes, etc.).